¿Qué cambios se pueden esperar en el mundo de las finanzas de España en el futuro cercano?

La crisis económica del año 2008 dejó varias secuelas en el sector financiero español. Por ejemplo, a nivel bancario se produjo un retroceso importante lo que incidió en la captación de depósitos, el nivel de ahorro de la población y el otorgamiento de créditos a mediano y largo plazo. Estos datos se pueden visualizar de forma directa en la web http://ine.es/

Luego, se ha observado una recuperación progresiva de la economía, el nivel de ahorro de los ciudadanos ha avanzado al igual que su capacidad de consumo. Sin embargo, la crisis está siempre latente y en cualquier descuido se puede desencadenar generando secuelas profundas en la economía.

¿Qué le espera a economía española en los próximos años?

Primeramente, el país debe enfrentar unos desafíos propios de variables incontrolables. Estos retos pueden enmarcarse en cuatro aspectos principales: Poca rentabilidad aunado a las bajas tasas de interés, esto repercutirá gravemente en el futuro de la banca; la creciente regulación que se ha visto en los últimos años y que de seguro aumentará, esto tiende a alejar inversores y por ende nuevos puestos de trabajo; la entrada de nuevos competidores digitales, que con el auge de las Nuevas Tecnologías seguirán creciendo de forma acelerada.

Un ejemplo de los competidores digitales son las empresas financieras que operan desde internet que han marcado la pauta en España en los últimos años y seguirán creciendo. Es importante generar regulaciones para que actúen de acuerdo a la ley y no caigan en la tentación de la usura y las prácticas financieras ilegales. En la web http://ine.es/ se pueden ver más detalles acerca del crecimiento de estas empresas financieras digitales.

Otro reto que debe superar la economía española para su futuro financiero es la pérdida de reputación que se ha desarrollado a propósito de las crisis económica y la falta de maniobra del Estado en manejarlas de forma efectiva.

Un cambio sustancial que tendrá el sector financiero es la adecuación del tamaño de las entidades financieras, el cambio de filosofía de atención, el servicio se centrará más a servicios de tipo especializado más que los colectivos como son en la actualidad.

En el futuro se espera que la incidencia del sector financiero sea más colaborativo, tendrá mayor participación  en la generación de desarrollo, en apoyo a la pequeña y mediana empresa, apoyo a los emprendedores y en rescatar la rentabilidad financiera del sector en todas sus dimensiones.

Por ende el cooperativismo financiero seguirá creciendo en España y alcanzará un posicionamiento importante en los próximos años. Se unirá a las tendencias financieras emergentes, las finanzas basadas en la cooperación digital, entre otros.    En tal sentido, la banca española se verá en la necesidad de adaptarse a los cambios tecnológicos, a propiciar productos y servicios innovadores pues la competencia arrecia de ahí la importancia de mejorar los canales, los modelos y la atención a sus clientes. Para analizar con cifras los cambios que se han generado en el sector financiero se pueden visualizar datos en la web http://ine.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *