La historia de las propinas

La propina actualmente consiste en una cierta cantidad de dinero que se deja a un trabajador como forma de agradecimiento, después de haber recibido un servicio de calidad interviniendo amabilidad, respeto, confort etc.

Cabe destacar que no siempre se ha proporcionado dinero como propina.

Esta palabra proviene del latín “propinare” que significa: “dar de beber” y se cree que los griegos fueron los primeros quienes empezaron a dejar una propina; no como se la conoce actualmente si no que lo hacían de una manera un tanto peculiar, no bebían el último sorbo que quedaba en su vaso ya que era para dedicárselo a una persona por la cual se estaba brindando en esa ocasión. Este pequeño gesto de agradecimiento poco a poco fue evolucionando, y con la llegada de la industrialización y la globalización se fue relacionando con el dinero.

¿Es obligatorio dejar o pagar una propina?

No. Como se mencionó anteriormente este gesto es una retribución o una forma de agradecimiento por el servicio prestado, siempre y cuando este haya sido de calidad y de forma amable según el punto de vista del cliente, por parte del encargado del servicio en establecimientos de cualquier tipo (comida, bebida, diversión, etc.)

¿El establecimiento puede informar acerca de la propina?

Si. El establecimiento está en todo su derecho de mencionar y poner en consideración acerca de la propina, y el cliente es libre de decidir si deja o no dinero, sin embargo hay establecimientos donde la propina si es obligatoria, pero esto debe ser mencionado, o estar por escrito, para que el consumidor pueda verlo y estar de acuerdo antes de ingresar al establecimiento para evitar malos entendidos.

¿Cuánto hay que dejar como propina?

Este siempre ha sido y será un problema para la mayoría de personas… no saber cuánto dinero dejar como propina a un empleado, el cual su servicio prestado ha sido de calidad puede ser difícil.

 

Esta no es una regla general, pero en varios países del mundo las personas acostumbran a dejar del 10 al 15%  del total de lo consumido. Pero esta cifra puede variar dependiendo de cada cliente.

¿Todos los países aceptan propinas?

No. A pesar de que las propinas son un sinónimo de agradecimiento por la atención brindada, te nombraremos algunos países donde hacer esto es mal visto.

Japón: especialmente en este país asiático no existe esta costumbre; por lo que si un viajero o extranjero deja cierta cantidad de dinero, puede que el empleado se vea ofendido. Algo similar ocurre también en China, se han visto ocasiones donde los empleados persiguen a sus clientes para devolverles su dinero.

Rusia, Ucrania y Rumania: en los dos primeros países mencionados la propina estuvo estrictamente prohibida durante el régimen comunista. Sin embargo, en las últimas décadas esta costumbre se ha ido popularizando que, actualmente en los 3 casos es recomendado dejar el 10% de lo consumido.

En Singapur dejar dinero como propina estaba prohibido por la ley ya que estaba mal visto, pero gracias al gran flujo de viajeros y extranjeros que frecuentan esta región se ha ido introduciendo esta costumbre en las zonas más visitadas del ya mencionado país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *